El 14 de mayo, el Cluster de la Madera celebró una jornada en Galicia para hablar de la situación de EUTR en esta comunidad. Greenpeace desde hace un tiempo ha manifestado ante la Xunta de Galicia su preocupación por que ciertas importaciones de madera, provenientes de fuentes no seguras, contasen con la Diligencia Debida que exige el EUTR.

La cadena de la madera de Galicia propuso una jornada divulgativa/formativa, que sirvió para hacer explícita la visión compartida por el Cluster de la Madera, Greenpeace y Xunta de Galicia: nada justifica que ningún “agente” importe madera sin la Diligencia Debida que asegure absolutamente el riesgo de que no es madera ilegal o madera de sangre. Y que ningún “comerciante” debe de hacerlo sin asegurarse de su cumplimiento y sin tener la trazabilidad completa de la madera que usa.

Lo contrario perjudica a toda la cadena de la madera ante la sociedad y los consumidores, que en Galicia emplea a  70.000 personas y factura 2.500 millones euros.